La “comida basura”, una tendencia al alza en Alemania

Las estaciones de tren y metro, así como las calles de las ciudades del país europeo están plagadas de puestos de comida rápida

Redacción: MX Político

Berlín.- Como parte de una tendencia del mundo industrializado a vivir en forma agitada, con menos tiempo para cocinar y un alto costo de la comida sana, Alemania, pese a su gusto por lo ecológico y la vida sana, no es una excepción, como lo constatan recientes informes que aumentan las alarmas, de acuerdo con NTX.

Las estaciones de tren y metro, así como las calles de las ciudades del país europeo están plagadas de puestos de comida rápida que venden desde los tradicionales panecillos con un relleno de embutido y ensalada, hasta hamburguesas, salchichas o los “kebab” de origen turco.

No toda la comida rápida -que está lista para un consumo inmediato - es poco sana, como pueden ser ensaladas listas para consumir o un yogur.

Sin embargo, parte de ella entra en la categoría de “junk food”, conocida en español como “comida chatarra o basura”, como se consideran aquellos alimentos que tienen poco valor nutritivo, pero alto valor energético, con alto contenido en grasas, azúcares, sal o aditivos químicos o potenciadores de sabor y aromas.

Entre ellos las papas fritas, hamburguesas, salchichas, hot dogs, pizzas o snacks de chocolate, pero también algunos cafés preparados u otro tipo de bebidas gaseosas con alto contenido en azúcar.

Con frecuencia, el consumo exagerado de esos productos está vinculado a problemas de salud como obesidad o diabetes y cada vez a una edad más temprana, señalan los expertos.

El Informe sobre la Alimentación de 2017 que presentó el Ministerio de Alimentación y Agricultura a comienzos de este año y que se basa en una encuesta representativa apuntaba una tendencia preocupante entre los alemanes: ya sea por tiempo o ganas, los alemanes pasan menos tiempo en la cocina y recurren cada vez más a conservas, comida preparada y congelada.

Los datos son alarmantes: sólo el 39% de los alemanes cocina a diario y el 11% no lo hace nunca.

En tanto, el 55% de los alemanes desea una preparación rápida y sencilla, un 10% más que hace sólo un año.

La tendencia es aún más pronunciada en el caso de los más jóvenes: entre los 19 y 29 años la cuota sube al 72 por ciento.

Y si hasta ahora las mujeres han sido en cierta forma las garantes de la comida sana, también ahora ellas reclaman facilidad a la hora de cocinar: el 63 por ciento quiere pasar poco tiempo en la cocina, frente al 46% de los hombres.

Ello hace que el 41% de los alemanes recurran con regularidad a productos preparados y comida congelada, sobre todo pizzas, que se preparan en el horno. Ello supone nueve puntos porcentuales respecto al año pasado.

vsv

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto